En Santos Madrid Norte nos basamos en el diseño, la estructura y el ordenamiento del espacio para idear la cocina perfecta. Sin embargo, limpiar la cocina es una actividad delicada, requiere tiempo y un cuidado especial según los materiales que expongamos a productos químicos. Por ello, y porque la limpieza y el mantenimiento de tu cocina es igual de importante que su estilo, en este artículo te proporcionaremos algunos consejos para purificar tu cocina.

consejos para limpiar la cocina

Productos

Lo primero que debemos tener en cuenta son los productos con los que vamos a limpiar la cocina. Existen soluciones más o menos agresivas, más o menos nocivas dependiendo de qué material están compuestos nuestro mobiliario y sus accesorios.

  • Amoniaco: Es un buen desengrasante. No obstante, conviene centrar su uso en materiales laminados o de metal. También es conveniente decir que su disolución con agua o vinagre es necesaria para rebajar el desgaste.
  • Lejía: Nunca debes combinar el amoniaco y la lejía. Se usa para desinfectar suelos o accesorios de contacto como el fregadero o los picaportes.
  • Jabón PH neutro: Ideal para materiales poco resistentes u orgánicos.

Costumbres

  • Limpiar mientras cocinamos: Normalmente el error más común es acumular suciedad. Normalmente sucede cuando hemos cocinado o preparado comida para desayunar, merendar… etc. La acumulación de impurezas trae consigo una mayor dificultad para limpiar la cocina de manera satisfactoria y, además, también favorece el deterioro de los materiales.
  • Cuida las esquinas y los rincones más recónditos: Esas partes más difíciles de alcanzar deben tratarse con algo más de atención. Pero ¡ojo!, misma atención no quiere decir usar materiales más duros o aplicar más fuerza. Por ejemplo, si usamos un cepillo dental para limpiar una pequeña esquina de la cocina, procuraremos aplicarlo con delicadeza.
  • Optimiza la limpieza de tus suelos: A la hora de pasar la mopa, es muy recomendable usar una media o calcetín en la cabecera de dicho instrumento y, al mismo tiempo, aplicar un poco de vinagre. Así el suelo quedará reluciente.

Son pequeños detalles, como todas las cosas importantes en la vida, lo que determinan un buen trabajo o no a la hora de limpiar la cocina. Porque, al fin y al cabo, una cocina moderna y de autor necesita un mantenimiento adecuado y a la altura. Sin embargo, ello no tiene por qué implicar un exceso de trabajo. Solo hace falta informarse debidamente y ser algo meticulosos/as con los procedimientos.